IMPRONTUARIO: Américo Ferrari: Poema

domingo, 22 de junio de 2008

Américo Ferrari: Poema


POEMA

herida en
el ojo
gotita de sangre
en el centro mismo
de la visión
circundada
por esta muralla de sonidos
desprendidos
del fogonazo mismo
de esa visión

xxxxxxxxxxxxAmérico Ferrari



10 comentarios:

Nodisparenalpianista dijo...

Qué bien suena el ojo que llora gotitas de sangre y fuego.
Me suena un poco a Adrian Utley (el de Portishead) y Mount Vernon, en un CDSingle poco convencional y un tanto ruidista. Al final te reconvertirás en sinfónico-rockprogresivoalemán de los 70. Veo a Robert Fripp en lontananza...

jsvico dijo...

¡Nooooo, ja, ja, ja! Aunque todo puede ser: ¡mira los Madness en el Sónar!!!

Juan Manuel Macías dijo...

Ay, Robert Fripp, el grande. Tengo pendiente una entrada en mi blog sobre Fripp y Juan Ramón Jiménez, que se tuvieron que encontrar en algún universo paralelo. Esto que cuelgas aquí suena muy bien...

jsvico dijo...

¡Ya estás tardando, Juan Manuel,eso sí que sería un buen duet!

Nodisparenalpianista dijo...

Uy JSVico, que tienes pinta de haber oído pocas veces el Islands.

jsvico dijo...

Bueno, una o ninguna...

Juan Manuel Macías dijo...

A mí el Islands me enloquece. Sabio el consejo del pianista. Aunque confieso que me gustan últimamente más los King Crimson de su última etapa jazzistica y salvaje, con las guitarras distorsionadas de Fripp y Adrian Belew... Por cierto, felicidades por tu santo. No sé cómo estaba el tema de las hogueras por Barcelona. Aquí en la sierra matritense se nos manifestó una tormenta curiosa.

jsvico dijo...

¡Muchas gracias, Juan Manuel! ¡Y felicidades también, claro! (imagino que lo celebras el mismo día, ¿no?). Lo de las hogueras ya no es lo que era. Me fastidian los petardos, la verdad, pero las hogueras siempre me han gustado... Ahora están muy controladas (bastante hipócritamente) por el ayuntamiento. Quim Monzó escribía el otro día un artículo muy ingenioso sobre la cuestión:

http://paucorcelles.blogspot.com/

dvaya dijo...

Siempre he tenido la sensación de que la labor como crítico eclipsa injustamente la poesía de Ferrari. Tiene poemas ante los que me quito el cráneo. La economía sintáctica me parece deslumbrante.

jsvico dijo...

Hola, Diego. Pues sí, tienes toda la razón. Su obra crítica es incontestable, pero también vale mucho la pena su poesía. Su uso de la paranomasia, por ejemplo, es muy ingenioso.