IMPRONTUARIO: J. M. Macías en La Cigale

viernes, 1 de mayo de 2009

J. M. Macías en La Cigale

.
Pues sí, el lunes tuvimos la suerte de tener entre nosotros a nuestro querido amigo Juan Manuel Macías. Uno ya conocía sobradamente su poesía, pero al escucharla de viva voz (y pese a los puñeteros problemas acústicos que esa noche nos tocaron los tímpanos) ratifiqué la sensación que siempre tengo al leerla: la de estar ante un raro ejemplo de equilibrio, de convivencia entre riesgo y serenidad, frondosidad y ligereza. Sin embargo, y pesar de mi admiración por su obra, lo que me apetece destacar por encima de todo son los buenos ratos que nos proporcionó su simpatía, su conversación y esa estimulante mezcla suya de ironía y afabilidad. ¡Eres un fenómeno, Juan Manuel!

Otra de las grandes, Ana Gorría, no pudo finalmente acompañarnos. Una lástima, aunque seguro que nos visitará bien pronto. ¡La esperamos impacientes, doña Ana!

Y ahora, por favor, visiten nuestro bar, donde encontrarán algunas fotos del magno evento (cortesía de nuestro amigo El Pianista), además de la programación de los próximos dos meses.
.

6 comentarios:

Nodisparenalpianista dijo...

Uf, hay que reconocer que tengo alguna foto mejor, que me hundes, amigo...
JMMacías, vuelve ya!!!

Juan Manuel Macías dijo...

Fue inolvidable y quiero volver pronto, amigo Juan. ¡Vosotros sí que sois unos fenómenos! Y el pianista es un fenómeno de la fotografía, émulo del equipo hypgnosis, lo que desentona es el modelo ja ja ja.

Un abrazote gordo.

ana dijo...

Gracias querido Juan.Tengo
muchísimas ganas de ir y me da pena no haber podido estar con el gran Macías.Al menos, he podido oír tu voz en las preparaciones previas.
Un besote, y gracias por el cariño.

Juan dijo...

Doy fe, Pianista,de la excelencia de tu obra fotográfica. Que conste en acta que ni las condiciones de luz ni la cámara (prestada) eran las adecuadas.

Juan dijo...

Así que, Juan Manuel, vuelve pronto y dale otra oportunidad al Pianista, je, je. Otro abrazo bien fuerte para ti.

Juan dijo...

Te echamos de menos, Anita. Gracias a ti por tu simpatía y por ser como eres. Un besazo.