IMPRONTUARIO: Coughtails

sábado, 8 de marzo de 2008

Coughtails

Cansado de jarabes, decidí hacer caso a Juan Manuel Macías y al Pianista, maestros libadores, y probar con brebajes de más enjundia. Empecé con un Safo’s dream (retsina con orujo) y con un Navarramore (pacharán Cuervo de doble destilación y ginebra Tanqueray). Pero la tos no acababa de desaparecer, así que proseguí con un Chéjov (vodka y licor de cereza amarga), un Hemingway (daiquiri preparado con cubitos en forma de punta de iceberg) y no sé cuántos inventos biblioetílicos más.

Cuando desperté, la tos todavía estaba allí, y junto a ella una resaca que rugía como un dinosaurio. No tuve más remedio que prepararme un Monte-Rosso (también conocido como Bloody Mary), al que añadí unas gotas de Bisolvón (lo que le dio un aspecto aún más bloody). Sigo tomándolo cada ocho horas; y mano de santo, oye.

3 comentarios:

Juan Manuel Macías dijo...

ja ja ja. Espero que estés mejor de la tos. Veo que al fin haces caso al Equipo Médico Habitual.

Nodisparenalpianista dijo...

Dejad la poesía ya y pasémonos a la industria farmacéutica. De esta salimos de pobres y por la puerta grande!!!

jsvico dijo...

Ya nos veo vendiendo pócimas como aquellos feriantes timadores de los westerns...